Cómo posicionar las carteras de renta variable en un año de elecciones presidenciales en EE.UU.

El tercer año de un mandato presidencial suele ser el más fuerte para los mercados de renta variable.

4/24/20241 min read

El tercer año de un mandato presidencial suele ser el más fuerte para los mercados de renta variable. Si trazamos la trayectoria media de los mercados de renta variable estadounidenses a lo largo de cada año del ciclo presidencial de cuatro años en Estados Unidos. Para ello, utilizamos datos de la biblioteca de datos Kenneth French, a partir de junio de 1963, que incluye todas las empresas del CRSP constituidas en EE. UU. y que cotizan en el NYSE, el AMEX o el NASDAQ. Los datos abarcan casi 15 legislaturas presidenciales y diez presidentes diferentes (cinco de cada partido).

El año más fuerte, con bastante diferencia, suele ser el tercero de un mandato presidencial. De media, los mercados de renta variable estadounidenses ganan un 22%, mientras que el rendimiento medio a lo largo de un año (independientemente del año del mandato presidencial) es del 11,6%. El segundo año del plazo es el más débil, con un rendimiento medio del 1,9%.

El primer año de la legislatura y el último, es decir, el año de las elecciones presidenciales, muestran un rendimiento medio. Ambos años tienen un rendimiento medio en torno al 11%. Si examinamos más detenidamente la trayectoria de la renta variable en este cuarto año, observamos que el primer trimestre suele ser bastante débil, con una rentabilidad casi inexistente. A continuación, el segundo y tercer trimestres son los más fuertes, con alrededor de un 4% de rendimiento cada uno, y el último trimestre es un poco más débil, con un 2,6%